Saltar al contenido
Test de Embarazo online

Métodos caseros para saber si estás embarazada sin gastar dinero en un test

A pesar de que la respuesta más segura te la va a dar un test de embarazo comprado en la farmacia y, seguidamente, tu ginecólogo, no pierdes nada por intentarlo con una prueba de embarazo casera sin gastar dinero en un test. Yo, al igual que tú, también he querido saber si estoy embarazada cuanto antes y, claro, no es plan de gastar y gastar dinero en test (que rondan los 10€ la unidad), que nos den negativo, sobre todo cuando estamos impacientes por tener la respuesta y lo hacemos cuando aún no nos toca, es decir, antes del retraso de la regla.

Pero si en tu caso ya tienes una falta o estás segura de que has podido quedarte embarazada, prueba con alguno de estos test de embarazo caseros rápidos y eficaces.



¿Los test de embarazo caseros son fiables? ¿Cuál es la base científica?

En todas las pruebas de embarazo se busca la presencia de la “hormona del embarazo”, que es la “Gonadotropina coriónica humana” y se depone con la orina. La hormona se libera cuando la mujer espera un bebé y la cantidad de la misma en la orina es la que determinará si estás embaraza o no.

Antes de hacer las pruebas caseras de embarazo ten en cuenta que…

Cuida los materiales que uses. Al igual que en un test de embarazo convencional, para las pruebas de embarazo caseros recomiendo utilizar la primera orina del día para tener una mayor exactitud.

A continuación, sigue los pasos de algunos de los 7 métodos caseros para saber si estás embarazada gratis.

7 métodos caseros para saber si estás embarazada YA

Orina en un frasco de vidrio

Asegúrate que el frasco de vidrio está completamente limpio y seco. Después de orinar (recuerda que mejor la primera orina del día), lo tapas y lo dejas en el refrigerador durante unas cuantas horas hasta que se enfríe del todo. Si ves que se ha formado una espuma blanca en la superficie, estás embarazada. Hay casos en los que la espuma se define como “partículas” sin llegar a ser espuma, pero la señal de que esperas un bebé, se refleja en unas partículas blancas que flotan en la orina. Si por lo contrario la espuma o las partículas van hacia el fondo, no estás embarazada.

Prueba de embarazo casera con aceite

Es el test de embarazo casero más utilizado y efectivo. Orina en un vaso de vidrio transparente, limpio y seco. Tápalo. Deja que que se enfríe en temperatura ambiente 30 minutos y, a continuación, divide dos gotitas de aceite, una en un extremo del recipiente y la otra en el otro. Si empiezan a unirse y a fundirse formando una sola gota, significa que estás embarazada. Si el aceite se divide en pequeñas gotas o no llega a unirse, el test de embarazo casero es negativo.

Cloro

Coloca el cloro en un recipiente limpio y seco, que no tenga ninguna otra sustancia que pueda alterar los resultados. A continuación, mezcla el cloro con la orina y esa fusión te dará el resultado. Si la mezcla apenas se altera ni produce cambios en cuanto a color y consistencia, no estás embarazada. Sin embargo, cuando el cloro reacciona y la mezcla hace efervescencia o espuma, el resultado es positivo.

Azúcar

Esta es muy similar a la prueba del aceite. Coloca tres cucharadas grandes de azúcar en un recipiente. Orinas sobre el azúcar y esperas a ver qué pasa. Cuando el azúcar se disuelve no estás embarazada, pero, si se forman grumos o bloques, sí lo estás.

Pasta dental

Este es el test casero que menos recomendamos, pero parece haber sido efectivo en algunos casos. Coloca un poco de pasta de dientes sobre un plato limpio y seco. La pasta de dientes tiene que ser BLANCA. Sobre el dentífrico, añades unas gotas de tu orina y, si al cabo de unos minutos la pasta reacciona haciendo espuma o a burbujear y su color se vuelve azulado, estás embarazada. Si no ocurre nada y la pasta dentífrica se queda tal y como está, no lo estás.

Vinagre

Primera orina de la mañana en un recipiente limpio y seco. Insistimos en ello porque es muy importante. Añadimos una cucharada sopera de vinagre y dejamos reposar 20 minutos sin agitar ni mover el recipiente. Si al cabo de esos 20 minutos se formó una espuma y la mezcla ha cambiado de color, hay embarazo. Si no hay cambio de densidad y el color sigue siendo el mismo, es negativo.

Hojas de diente de león

En cualquier herboristería puedes conseguir hojas de diente de león para saber si estás embarazada. Cuando las tengas, colócales en un recipiente y, sobre todo, que no se expongan a la luz solar, porque eso podría alterar el resultado. Añade la orina sobre las hojas hasta cubrirlas por completo y que se sumerjan. Deja que repose entre 10 y 15 minutos. Si la coloración de las hojas ha cambiado y aparecen puntos rojos sobre ellas, el resultado es positivo.